Silla alta vs. Asiento elevador: ¿Cuál es la mejor opción para las comidas?

 

“Silla alta vs. Asiento elevador – cuál elegir” es siempre una gran pregunta para jóvenes padres. Cada vez hay más preocupaciones con respecto a asuntos como “¿hay una mejor opción para mi bebé cuando se trata de alimentarlo? Bueno, no hay una solución única que sirva para todos.

Si le preocupa lo mismo, entonces no se preocupe porque estamos aquí para poner un poco de luz en la situación de “silla alta versus asiento elevador” para ayudarle a tomar una decisión informada según sus necesidades como padre.

 

 

El tamaño y la etapa de desarrollo de su bebé son importantes

 

Lo primero es lo primero, antes de discutir el tema en detalle, este es un aspecto importante a considerar. Antes de su primer cumpleaños, la mayoría de los bebés podría usar un asiento elevador (siempre que puedan sentarse solos). Por otro lado, los asientos elevadores proponen poco apoyo integral, como cinturones de seguridad, y pueden no ser apropiados para niños más pequeños. Por ejemplo, los asientos elevadores de viajes no cuentan con un sistema de bloqueo diseñado para ayudar a los bebés y a los niños pequeños a mantenerse erguidos.

Los expertos sugieren que la mayoría de los niños esta lista para todos los tipos de asientos elevadores al año y medio de edad. Los niños más grandes pueden encontrarlo demasiado pequeño. Aquí es donde usted podría considerar una silla alta para su hijo.

 

La silla alta

 

Para la mayoría de los padres, es un asiento ideal necesario para su hijo si quieren que esté en la mesa cara a cara con el resto de la familia. Es un asiento clásico para niños que se ha utilizado a lo largo de los años para alimentar a los bebés sin problemas. El diseño incorpora una pequeña mesa y un asiento que se elevan sobre pies largos, permitiendo a un adulto alimentar a su hijo estando de pie. Es la forma más cómoda de alimentar a un bebé con una cuchara, ya que no requiere llevar al niño en una mano y la comida en la otra, lo que puede terminar siendo un desastre si su hijo es un poco travieso.

Cuando hablamos de diseños y estilos, encontrará que hay muchos, desde los tradicionales hasta los asientos portátiles, pasando por los modernos y más. Según el fabricante, encontrará muebles con características adicionales como un acolchado superior, seguridad mejorada, entre otros aspectos, para dar a su hijo una experiencia de alimentación confortable.

Estos muebles cuentan con un pequeño asiento que está equipado con cinturones de seguridad para mantener al bebé atado. Además, hay algunos modelos con altura e inclinación ajustables, en caso de que su pequeño no pueda sentarse correctamente en posición vertical mientras come. Las correas de seguridad aseguran que su hijo no se mueva ni se caiga de la silla.

Además, también le encantará la idea de doblar y esconder la silla cuando no la usa.

 

Las Ventajas:

 

Como se ha dicho, es un asiento ideal para su bebé si quiere que forme parte de las cenas familiares, al mismo tiempo que le permite darle de comer con la cuchara fácilmente.

  • Puede ofrecer un fantástico apoyo al cuerpo de su bebé
  • Vienen con arneses de seguridad para mantener a su pequeño en posición vertical.
  • El acolchado y el asiento son cómodos, evitando cualquier punto de presión que pueda crear dolor
  • Es genial para la alimentación diaria, incluso cuando se viaja (dependerá del modelo que se elija)
  • Puede hacer que sea parte del ritual de alimentación de su bebé desde el principio.

 

Los Inconvenientes:

 

Hay algunas desventajas de tener una silla alta.

  • Para empezar, pueden ser caras
  • No todos los modelos son “plegables y ajustables”. Los modelos con asientos de madera son increíblemente pesados y moverlos de un lugar a otro no es fácil.

 

¿Cuándo debería usar una silla alta?

 

Tradicionalmente, están diseñadas para bebés cuando son más pequeños, es decir, a partir de los 3-4 meses. Este es el momento en que están aprendiendo a sentarse de forma independiente.

El que usted necesite o no una silla alta dependerá de su bebé. Pero el momento ideal sería usar el equipo una vez que su pequeño alcance los seis meses de edad. A esta edad, su hijo será capaz de sentarse en posición vertical. También se dice que cuanto más tiempo mantenga a su hijo en una silla alta, mejor.

 

 

Asientos elevadores

 

Un asiento elevador es una de las opciones de alimentación más funcionales, fácil de limpiar y de colocar entre, alrededor y debajo de algunos de los lugares en los cuales no se puede usar una silla alta. La característica más impresionante de los asientos elevadores es la movilidad. Puede llevarlo a cualquier lugar, desde restaurantes a parques, donde sus suegros, e incluso en el coche.

Otro factor que hace que sea una opción más factible que una silla alta es su costo. Son más baratos en comparación con las sillas altas. Por último, pero no por ello menos importante, pueden utilizarse en conjunto con el desarrollo y la edad de su bebé. Es decir, puede continuar usando el asiento elevador a medida que su hijo crezca hasta que ya no lo necesite.

 

Las ventajas:

 

Hay varios beneficios en usar un asiento elevador.

  • Hace que el bebé se sienta más cómodo
  • Puede utilizarse con múltiples fines
  • Es una alternativa más barata
  • No ocupa mucho espacio
  • Es bueno para los viajes.

 

Los Inconvenientes:

 

Aunque parezca que los asientos elevadores son la opción perfecta para su hijo, hay ciertas desventajas.

  • No se reclinan y no son ideales para los bebés hasta que lleguen a los 9-10 meses de edad.
  • Puede haber limitaciones de altura y peso que pueden restringir el uso del asiento elevador por parte de su hijo.
  • No cuentan con muchas características de seguridad.
  • ¡Necesita una silla para atarlo!

 

¿Cuándo debo usar un asiento elevador?

 

Dado que los asientos elevadores carecen de funcionalidad, sólo deben usarse una vez que el niño sea capaz de equilibrarse por sí mismo. Puede usar un asiento elevador para niños de 2 a 11 años.

 

Silla Alta vs. Asiento Elevador – Conclusión

 

Teniendo en cuenta todos los escenarios, se aconseja que se utilice una silla alta debido a sus características y funcionalidades. Aun así, es una elección personal que debe hacer usted. Un asiento elevador es genial para viajar, pero también lo son algunas sillas altas como la Voyager de “gandikids”.

Pin It for later

Pin It on Pinterest

Share This

!! Nuestro prototipo está finalmente listo !!

¡La primera silla alta para bebés del mundo

que cabe en un bolso!

Para saber cómo la Voyager cambiará tu vida como padre, 

haz clic aquí

O lea el artículo